ANALISIS - HORIZON ZERO DAWN

El simulador caza robots primitivos en un mundo abierto postpostpostapocaliptico

 

Horizon Zero Dawn está aquí y claramente ya lo probamos. Guerrilla games se caracterizó por tener siempre una historia de conflicto humano en sus juegos de primera línea tal como Killzone, un conflicto bastante oscuro, una jugabilidad increíble y unas escenas de acción pocas veces vistas, saliéndose por completo de esa línea esta nueva IP que promete y cumple, un mundo hermoso  y lleno de vida, como para parar y contemplar lo que tenemos en frente por unos instantes, nunca pensé que el mismo team que hizo algo tan darks pudiera hacerme creer que un post apocalíptico fuera tan bello.

 

Aloy, la gran cazadora.

 

Como en los juegos más estimables Horizon Zero Dawn nos mete de lleno en su historia desde el primer momento, tal como rememora Assassin`s Creed II, acompañamos a Aloy desde su nacimiento, junto a su crecimiento y aprendizaje del arte de la caza y la supervivencia de la mano de Rost, quien la cría y es su inspiración, poco a poco vamos viendo que el mundo es el mismo, pero ya no nos pertenece, en el conviven los humanos, las bestias, y – como los llaman en el mismo juego- las máquinas, bestias de metal que asemejan robots autómatas con ningún propósito al parecer, pero que apeligran la vida de todos y sirven para la obtención de recursos y energía.

 

No es un post-apocalíptico. Es un post-post-post Apocaliptico

 

Estamos acostumbrados a ver post apocalípticos en los cuales todos son ruinas y elementos que rememoran la vida presente, Horizon no es un post apocalíptico cualquiera, y te lo hace saber reuniendo nuevamente a los humanos en tribus, volviendo a la más básicas de nuestras formas de sociedad, recolectores y cazadores y una aldea rodeada de muros de madera para que no entren las bestias, o a veces las máquinas, pero que es lo que nos dejó tan mal como para volver a las más básicas y primitivas costumbres y arreglos de la época de las cavernas? Es nuestra tarea averiguarlo, y poco a poco la verdad nos abruma.

 

La caza.

 

Desde que encontramos cierto artefacto en la época más temprana de nuestra vida somos capaces de –según la misma Aloy- ver lo que para otros es invisible, en todo caso, las bestias revelan sus puntos débiles si los miramos desde el artefacto, es ahí donde radica la habilidad de caza de Aloy, y su precisión como cazadora. Cada bestia robótica tiene un punto débil, pero así también cada robot tiene sus patrones de movimiento, y una estrategia específica para aniquilarlos. Nuestra arma principal es un arco, que poco a poco vamos mejorando según aumentamos de nivel, tal como se entendería las batallas contra las bestias de metal son de mediana a larga distancia, si queremos salir sin daño alguno, o si armamos una estrategia buena podemos acercarnos y hacer daño con nuestra lanza, si logramos acercarnos sin antes morir, claro está, la caza en general es bien fluida y bien fresca a lo largo de todo el juego, sus mecánicas te harán recordar a Tomb Raider con algún que otro toque de Far Cry Primal.

 

Un punto a destacar llegados hasta aquí es que tal como es el estilo de guerrilla games también entraremos en conflicto con otros humanos, en esos momentos la batalla se torna menos divertida y bastante pausada, siendo así un punto que a lo mejor podrán mejorar en otras entregas.

 

 

Recolecta. Crea. Sobrevive

 

Aloy aprendió a sobrevivir sola desde muy chica, demás está decir que tiene un talento natural al recolectar, el detalle es que para sobrevivir verdaderamente en un mundo tan salvaje y lleno de  vida, los recursos por si solos no bastan, hay que craftear TODO, y claro está que usamos todos los recursos disponibles, desde las maderas de los pequeños arbustos, hasta los componentes de los robots caídos, tal es así que son moneda muchas veces para la mayoría de los mercaderes, que también existen, pero por el bien de las finanzas de Aloy, debemos craftear, es parte fundamental de la caza, del comercio, y la supervivencia, desde arcos hasta otras armas, desde los atuendos hasta las medicinas, todo se craftea. This is a survival.

 

El paisaje post apocalíptico, arte millenial

 

Los paisajes desde juegazo así como su apartado grafico hacen que Horizon sea único e inigualable, desde montañas cubiertas de nieve hasta los desiertos, cada detalle esta cuidado al máximo, siendo esto una de las grandes fortalezas de este juego, ahora bien, al ya de por si imponente y enorme escenario, el agregado de los robots en su “ambiente natural” convierte a este survival en lo más fresco pero familiar de los últimos tiempos en videojuegos, de esta manera congenian paisaje natural sublime, una protagonista en atuendos tribales con partes de robots, y a los propios robots en lo que es la perfección del mundo abierto.

 

Cabe destacar que no tuvimos alguna caída de FPS en ningún momento, lo que nos sorprendió bastante ya que los detalles de electrificaciones y demás tenían pinta de que nos bajarían a 5 los FPS o algo así, pero en una caza de rebaño completo nos quedamos boquiabiertos como todo se desarrolló en forma natural, sin caídas de FPS ni poppings, eso sí , unos cuantos bugs como el de un Tormenta atascado en un amontaña o un pato inmortal fueron pintorescos pero no pasaron de ser momentos sin repetición

 

El sonido de Horizon Zero Dawn

 

Uno de los mejores  puntos en este juego es el acompañamiento del sonido, que se va adaptando según la situación, y es bastante dinámico y según la zona en que estemos, siempre renovado, en los momentos de tensión te atrapa, en la caza te emociona, en la guerra, te agrega adrenalina, es un buen acompañante y está a punto en cada situación, algo que no todos los juegos de ahora pueden decir de sí mismos. Su acabado está más que excelente, y es óptima para acompañar los paisajes ya de por si únicos y sorprendentes.

 

 

Veredicto Final.

 

Guerrilla Games cambio de estilo con Horizon Zero Dawn, un juego que está lleno de vida, con paisajes hermosos y un acompañamiento de sonido singular, hacen de la caza algo bastante natural y conocido, pero fresco e innovador; y por eso se ganó un lugar entre los juegos que van a ser recordados por siempre. El paladín de batalla de Sony de este año es definitivamente otro “must have” de la Play Station 4.

 

Esencial

 

 

9.9

 

 

PS4, Horizon Zero Dawn 04/03/2017